martes, 13 de septiembre de 2005

Se fortalecen los oligopolios en la radio

Publicado en El Universal, Finanzas, 13 de septiembre de 2005

Por Gabriel Sosa Plata

Los movimientos en la radio han sido intensos en la administración del presidente Vicente Fox: del primero de diciembre de 2000 hasta el 13 de julio del 2005, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) autorizó 122 traspasos de concesión de emisoras de radio.

La compra-venta de emisoras de radio es una actividad en crecimiento debido a que el gobierno federal no ha otorgado concesiones en los últimos 10 años. El problema es que ante el encarecimiento, el valor de las radiodifusoras está sobredimensionado. Como comentamos en espacios anteriores, se están pagando fortunas por quienes desean incursionar en el medio o bien por los grupos radiofónicos que desean fortalecer su presencia en nuevas plazas.

Para quienes venden, han sido muy atractivos los ofrecimientos, en especial para los concesionarios de emisoras de AM, cuyas audiencias e ingresos por concepto de publicidad se han mermado en los últimos años. Actualmente, sólo un 30 por ciento de la inversión publicitaria que se destina a la radio llega a las estaciones de AM, pese a que hay más emisoras operando en esta banda.

De acuerdo con información proporcionada por la dependencia que encabeza Pedro Cerisola, obtenida a través del Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI), estos traspasos se han realizado en 25 estados del país. Por banda, las autorizaciones han sido muy similares: 62 en AM y 60 en FM. ¿Cuánto dinero han implicado estas transacciones? Es un dato que evidentemente no proporciona la SCT.

Por estado, Tamaulipas encabeza la lista, ya que ahí se han traspasado 17 emisoras. Le sigue Nuevo León con 15, Guerrero y Chihuahua con 10 cada uno, mientras que Baja California y Coahuila tienen, respectivamente, 9 movimientos. Más abajo están Veracruz, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Sonora, Oaxaca y otros.

Oligopolios fortalecidos

La lista entregada por la SCT tampoco da cuenta de los verdaderos “adquirientes” de las emisoras, sino sólo de las personas morales (cuyos accionistas no conocemos en su mayoría) y en muy pocos casos de las personas físicas a quienes se traspasó la concesión. En esta última situación entrarían sobre todo los herederos de empresas titulares de concesiones de radio.

El traspaso de estas 122 concesiones no significa que hayan pasado en su totalidad a nuevos dueños. Por ejemplo, Multimedios Estrellas de Oro, propiedad de la familia González, cambió la razón social de la mayor parte de sus emisoras. Lo hizo en 26 de las concesiones durante este periodo, para aglutinarlas sobre todo en tres empresas: Multimedios Radio, Radio Triunfos y Radio Informativa.

En otros casos, la información corrobora lo que se ha dicho en los últimos años: un engrandecimiento de los grupos radiofónicos actuales y una disminución de radiodifusores independientes, aquellos que hoy forman parte de Radio, A.C. y que se han convertido en un grupo de presión para la defensa de sus intereses en el organismo cúpula del sector, la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión (CIRT).

Con base en la lista, se puede afirmar que en estos cinco años, Radiorama refrendó su primera posición en el listado de los grupos más oligopólicos de la radio al autorizarle el traspaso de 28 concesiones, cuya titularidad recaía en nombres como los de Ernestina Ayala Tejeda, María Luisa García Barragán, Gilma Guedea Castaño, Fausto Aguilar Saldívar, Blanca Elena Anitúa y Ruiz, Elvira Paz Cisneros y otros. Hoy Radiorama, propiedad de Javier Pérez de Anda y Adrián Pereda López, tiene más de 220 emisoras, la mayoría de éstas propias.

Otros grupos que no dejan de crecer son Organización Radio Fórmula, con cinco emisoras más, y Grupo ACIR con siete emisoras adicionales. En el listado también destaca la autorización para que Radiodifusoras Capital, propiedad de la familia Maccise, adquiriera el año pasado emisoras en Mexicali, Iguala, Zumpango del Río y la Ciudad de México (la XELA). En Organización Impulsora de Radio (OIR), de la familia Aguirre, hubo movimientos en la operación de cinco de sus emisoras.

El fortalecimiento de los oligopolios tiene otra consecuencia delicada: la desaparición de la radio local, con toda su riqueza cultural e informativa, y la unificación de contenidos a nivel nacional a través de los llamados conceptos radiofónicos (Exa, Best FM, Las 40 Principales, etc.).

Presidencia ¿por una nueva ley de radio y TV?

El vocero del presidente Vicente Fox, Rubén Aguilar Valenzuela, escribió en el más reciente número de la revista Este País: “… sería benéfica una reforma a la Ley Federal de Radio y Televisión que integre incentivos para un mejor desempeño de los medios. Esto sería posible si se promueve la competencia y se otorgan mayores garantías de transparencia en las concesiones; si se afianza la capacidad reguladora y se orientan las reglas a la promoción de sistemas de autorregulación; si se establecen procedimientos para el derecho de réplica…”

Sorprenden estas palabras, ya que uno de los actores políticos menos comprometidos con la modernización del marco legal de la radio y la televisión ha sido precisamente el gobierno federal. ¿O será que el presidente Fox y su vocero ya cambiaron de opinión? Habrá que tomarle la palabra al también coordinador general de Comunicación Social de la Presidencia y hacerlo participante activo en la promoción de la reforma del sector.

Medios públicos y democracia

Del 28 al 30 de septiembre se llevará a cabo el Segundo Congreso Internacional Los Medios Públicos de Cara a la Democracia, en el Museo Nacional de Antropología. Organizado por la Red de Radiodifusoras Culturales y Educativas de México, el congreso tiene como propósito analizar la situación actual y el futuro de los medios públicos en el marco de la transición democrática que se vive en nuestro país. Más de 35 personalidades ligadas a los medios públicos, así como funcionarios y directivos de primer nivel en el ámbito de la radiodifusión, serán los encargados de participar en las mesas contempladas en el programa.

gsosap@yahoo.com

No hay comentarios: